YPF Tres años de gestión

La empresa hidrocarburífera estatal argentina, que sumó un nuevo período de ejercicio, hace un balance de las diferentes áreas que la componen. La recuperación en la producción petrolera, la búsqueda del autoabastecimiento, el rol preponderante en el mercado de las naftas, la consolidación financiera, y los acuerdos internacionales suscriptos son solo alguno de los éxitos obtenidos.

En el año 2012, el Gobierno Nacional recuperó el  control de YPF y la presidenta Cristina Kirchner impulsó un  formato mixto para la gestión, mediante una articulación  virtuosa del interés público con el de los accionistas  privados.  A tres años de aquel hito, YPF logró duplicar la  inversión y la actividad productiva, lo que permitió revertir  el declino y aumentar la producción en forma sostenida.  El balance muestra que la producción de gas de YPF  creció un 25% entre el año 2011 y fines del 2014, mientras  que la de petróleo lo hizo en un 10%. Para lograrlo, fue  necesario un crecimiento de un 177% en las inversiones,  que pasaron de 2197 millones de dólares a 6077 millones  de dólares. También aumentó el número de equipos de  perforación (de 25 a 74, un crecimiento del 196%) y de  reservas de petróleo y gas (un 23,8%) durante la actual  gestión, con un índice de reposición de reservas del 163%.ypf foto 2

La producción: en búsqueda del autoabastecimiento

 En la actualidad, YPF genera el 43% de la producción  de gas y petróleo del país, a partir de la reactivación de  los yacimientos convencionales y la puesta en marcha  del primer desarrollo masivo de no convencionales fuera de América del Norte en Loma Campana, donde YPF  pasó de tener cuatro equipos de perforación y 42 pozos  en producción durante abril del 2012 a 19 equipos y 290  pozos en diciembre del año pasado, con un aumento de  las inversiones, que se desarrollan en forma conjunta con  Chevron, de un 343%.  También fue fundamental para revertir la declinación  productiva volver a poner en producción los campos  maduros de YPF. Para retornar a la senda de crecimiento, se  desarrolló una estrategia que logró históricos resultados como el de Chubut, donde se registró,  en mayo último, los índices de  crecimiento más altos de los últimos 30  años, con una producción de petróleo  que alcanzó los 6077 metros cúbicos  diarios.  Uno de los factores clave en los  que invierte YPF, en la búsqueda de la  recuperación del autoabastecimiento  energético, es el desarrollo no  convencional: la compañía cuenta  con más de 320 pozos en producción  que generan más de 43 mil barriles  equivalentes de petróleo por día, lo  que equivale al 19% de la producción  de la empresa en la Cuenca Neuquina.  Además, la empresa logró una  significativa reducción en los costos de  construcción de los pozos, que pasó  de 11 millones de dólares en 2011 a 7  millones de dólares en la actualidad.  También hubo un importante  crecimiento en la producción de tight  gas: con una inversión de más de 580  millones de dólares, YPF alcanzó los  4 millones de metros cúbicos día de  producción en la formación Lajas en el  área Loma La Lata. YPF cuenta con 68 pozos en producción y 4 equipos de  perforación activos. Y junto a Pampa  Energía, se invirtieron más de 230  millones de dólares para el desarrollo  de un área de 183 km2 en Rincón de  Mangrullo con objetivo formación  Mulichinco. Con 37 pozos productivos,  la empresa produce 1.2 millones de  metros cúbicos de gas diarios y cuenta  con 3 equipos de perforación activos.

El mercado de las naftas y el  gasoil 

Durante estos tres años, la  petrolera nacional recuperó su rol como  principal abastecedor de combustibles  del país, con el 58% del mercado de  naftas y el 60% del mercado del gasoil.  La venta de productos refinados pasó  de 17.341 metros cúbicos en 2011 a  18.457 en 2014. Además, YPF lideró  la evolución del mercado, con el  lanzamiento de Infinia. En la actualidad,  6 de cada 10 consumidores que cargan  naftas en el segmento premiun eligen  el nuevo combustible de YPF.  También hubo inversión en otros  proyectores, como el Nuevo Coke A,  la nueva unidad de CCR en La Plata y  la planta de Desulfuración en Lujan  de Cuyo, que permitieron aumentar la  producción de refinados con una mayor  calidad y brindar mayor protección al medioambiente.  Los resultados logrados por YPF durante estos tres  años coinciden con un aumento del empleo generado  por la empresa, que se incrementó un 55% entre  diciembre de 2011 y 2014. En el presente, la petrolera  nacional cuenta con 22.000 empleados directos y casi  50.000 indirectos. Y se contribuyó con el desarrollo de  las provincias y las comunidades en dónde opera: en el  año 2014, sólo en concepto de regalías e ingresos brutos,  la empresa pagó a los diferentes estados más de 13.000  millones de pesos.  El formato mixto aplicado estratégicamente por su  gestión le permitió a YPF presentar sólidos resultados  financieros: las ventas crecieron casi un 30% entre los  años 2011 y 2014, pasando de 13.600 millones de dólares  a 17.500 millones de dólares, El EBIDTA (beneficio antes de  intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones)  lo hizo un 43,4% en el mismo período (2011/2012) y la  utilidad operativa en un 40,5%, pasando de 1740 millones  de dólares en 2011 a 2445 millones de dólares en 2014.

ypf foto

Acuerdos

Gracias a los resultados mencionados, la compañía  logró acceso al crédito nacional e internacional con la  emisión de 1000 millones de dólares durante el mes de  abril de 2014, que constituyó la colocación extranjera más  importante de la historia del país. En total se emitieron  más de U$S 3600 millones.  YPF concretó además la firma de importantes  acuerdos de inversión con socios estratégicos. Junto  a Chevron ya se invirtieron más de 2000 millones de  dólares para el desarrollo en Loma Campana, con  objetivo formación Vaca Muerta (shale oil). Por su parte,  el proyecto con Petronas contempla el desarrollo de  un área de 187 km2. en La Amarga Chica, con objetivo  Vaca Muerta (shale oil). Y con Dow se está desarrollando  un área de 45 km2 en el El Orejano para la extracción de  shale gas, que contempla la perforación de 16 pozos y  una inversión de 180 millones de dólares, en una primera  etapa.

Desarrollo, tecnología y educación

 Otro logro de la actual gestión fue la creación, junto  al CONICET, de Y-TEC, para investigar, desarrollar, producir  y comercializar tecnologías, conocimientos, bienes y  servicios en la industria energética, con 320 trabajadores,  entre profesionales propios, investigadores del CONICET  y becarios.  Por su parte, la Fundación YPF se refundó con  un nuevo rumbo estratégico: Educar para la Energía.  Para impulsar la formación de una nueva generación  de profesionales de la energía y el desarrollo de las  comunidades petroleras, se creó la red de Universidades  Petroleras, se inauguró un Centro de Formación en la  ciudad de Las Heras, Santa Cruz, y se desarrolló, junto  al Banco de Desarrollo Interamericano (BID), el Plan  de Ciudades Sostenibles, con el apoyo de autoridades  nacionales, provinciales y municipales, para diseñar un  plan de desarrollo sostenible para Añelo y Las Heras.

Más servicios

  Finalmente, YPF renovó SERVICLUB, el programa  de fidelización con mayor crecimiento de la Argentina,  que ya alcanzó el millón de socios activos y hoy ofrece  beneficios para viajar, acumulando “kilómetros” en  nuestras estaciones de servicio. El programa se transformó  en una extraordinaria herramienta de marketing y cuenta  con una red de más de 5300 establecimientos adheridos,  con beneficios en las tiendas FULL, en YPF BOXES y en  pasajes, hoteles, restaurantes, compras, espectáculos y  servicios.  El gobierno nacional acompañó a la actual gestión  de YPF y contribuyó a impulsar un conjunto de medidas  para favorecer las inversiones en el sector, como la  fijación del precio de 7.5 dólares por millón de BTU en  el gas, la implementación de un régimen de promoción  de inversiones para el sector, la sanción de la Ley de  Hidrocarburos y el acuerdo para fijar un precio del barril  de crudo que permite atravesar el contexto internacional  actual con previsibilidad.