Una alternativa de negocios para la industria metalúrgica

El presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza describe un ejemplo práctico sobre cómo las buenas políticas de estado despiertan iniciativas en el sector privado que redundan en la creación de puestos de trabajo.

Frente a los anuncios del gobierno nacional de licitar próximamente parques eólicos y solares, con inversiones de más de 1300 millones de dólares y una proyección para que se concreten unos 5000 millones de inversiones en total, el sector metalúrgico nacional, y en particular el de la provincia de Mendoza, tiene muchas expectativas de que estos proyectos lleven algo de alivio a nuestras empresas. Nuestra preocupación y el pedido que realizamos a los gobiernos es no desaprovechar la oportunidad de negocios que generará puestos de trabajo necesarios para el sostenimiento de nuestras empresas, fortaleciendo la mano de obra argentina. En la provincia de Mendoza y con el auspicio del gobierno provincial se firmó un acuerdo con la empresa Valle Solar 1, la que asumió el compromiso de tomar proveedores locales para la construcción de un parque solar que generará 20 MW de potencia. Para este compromiso, desde ASINMET (Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza) se apoyó la formación de una UTE entre nueve empresas locales que se encuentran hoy adecuando sus capacidades para enfrentar esta y otras demandas que seguramente surgirán. Las empresas integrantes del grupo realizan hoy una inversión de 5 millones de pesos en una nueva planta de galvanizado y el equipamiento adecuado para la producción de estructuras, corte y punzonado, que permitirá trabajar a costos operativos muy competitivos y dejar una capacidad instalada para hacer frente a nuevos proyectos de este tipo.
“Alentamos a los gobiernos que defienden la industria nacional frente a la competencia extranjera”asinmet
“Un parque solar de 20 MW generará 250 puestos nuevos de trabajo. En el país se habla de instalar en los próximos años alrededor de 3000 MW.”
Desde la Nación deben tomarse medidas similares, para que la llegada de cada inversor cuente con el apoyo y la adecuación de la industria nacional. Si no logramos que estos proyectos generen desarrollo local, seguramente habremos perdido la oportunidad de generar empleo y de generar recursos para la recaudación del estado. Alentamos a los gobiernos que defienden la industria nacional y estamos convencidos que frente a la competencia extranjera, sobre todo de productos con alto valor agregado, deben existir medidas que equilibren la posibilidad que hoy tiene Europa, de tener materias primas más baratas y un sistema financiero adecuado al desarrollo. También equilibrar las asimetrías que tenemos con la República Popular de China, donde la mano de obra y sus costos impositivos son casi marginales. Dejamos para el final un dato sobre la generación de empleo: un parque solar de 20 MW generará 250 puestos nuevos de trabajo. En el país se habla de instalar en los próximos años alrededor de 3000 MW. De la decisión política que se tome dependerá que esto se traduzca en más puestos de trabajo. Desde las empresas alentamos estos procesos en la medida que seamos parte de los mismos.