Plan de Explotación de Vaca Muerta

Anuncios importantes en hidrocarburos no convencionales

English versión

El gobierno nacional apuesta fuerte a este rubro en 2017. Acuerdos con el sector de los trabajadores y con inversores permiten una perspectiva promisoria. Aquí, los detalles del Plan y las proyecciones a futuro.

Uno de los objetivos mas importantes para el gobierno argentino es reactivar la economía y atraer inversiones del exterior. Para esto, el presidente Mauricio Macri jugo una carta importante que viene estudiando hace algunos meses y que lo obligo a negociar personalmente. Se trata del anunciado Plan de explotación del Yacimiento de Vaca Muerta, una de las grandes esperanzas en materia energéticas para el país. Vaca Muerta es una formación de shale (hidrocarburos no convencionales) que se extiende en las provincias de Neuquen, Rio Negro, Mendoza y La Pampa y comprende una superficie total de alrededor de 30.000 kilómetros cuadrados. Esto representa la segunda reserva de shale gas y la cuarta de shale oil a nivel mundial. Desde que asumió en diciembre de 2015, el gobierno de Macri viene estudiando estrategias para atraer inversiones del mercado global que pongan en marcha la gran potencialidad de producción de hidrocarburos no convencionales.

La inversión que no llegó

 Ya en noviembre de 2011 se había probado que las reservas del yacimiento podían estimarse en torno a 927 millones de barriles equivalentes de petroleo, de los cuales 741 millones corresponden a petroleo y el resto a gas. Sin embargo, el pais nunca pudo avanzar en hacer rentable la explotación y atraer inversiones. Varios factores contribuyeron a esto. El primero fue los costos de produccion. A diferencia de la explotación del petroleo convencional –que se realiza por perforaciones en pozos vertical–, para el desarrollo de este tipo de reservorios se deben implementar las técnicas de fracking y pozos horizontales que demandan altas inversiones. Según los especialistas, el costo de un pozo horizontal cuadruplica el de uno convencional vertical. También se debe considerar el marco general que regula el mercado en estos anos. El precio del crudo internacional en la actualidad es mas bajo que el necesario para que la explotación de petroleo en Vaca Muerta resulte rentable. Esto marca un escenario de caída de la inversion y la actividad no solo en el mercado local sino a nivel mundial. De las 19 concesiones que la Provincia de Neuquen ha otorgado, hasta ahora solo dos estan en fase de desarrollo, mientras que las otras 17 siguen esperando. Ademas, el marco interno de Argentina tampoco ayudo al desarrollo de inversiones en el sector. La escasez de energía que sufrió el país se tradujo en la perdida del autoabastecimiento y la importación de energía a un elevado costo, con la consiguiente perdida de trabajo para los argentinos. Los costos laborales, las presiones impositivas, las retenciones y un marco legal que garantizara la seguridad jurídica para las empresas del rubro, también fueron factores que influyeron en la perdida de interes por invertir en el sector.

La nueva estrategia

 Ante este escenario y consiente de que la explotación de hidrocarburos de fuentes no convencionales es una de las principales potencialidades para atraer inversiones, el gobierno se aboco a la tarea de negociar con los actores para poder hacer un lanzamiento del Plan de explotación del Yacimiento de Vaca Muerta que renueve las esperanzas en el sector. En concreto, según palabras del presidente Macri, se consiguió el compromiso de inversiones de 5000 millones de dolares para el primer ano y se logro un acuerdo con el senador Guillermo Pereyra, jefe del sindicato del Petroleo y Gas Privado, lo que permite una reducción sobre los costos laborales, en la idea de facilitar la llegada de inversiones y así generar mas fuentes de trabajo en el sector. Básicamente, el acuerdo con el sector petrolero gira en torno a la eliminación de las “horas taxi”, o sea, la consideración que se hacia como trabajado al tiempo de viaje de la casa al trabajo y viceversa. Tareas operativas en jornadas laborales de 8 horas, reducción en las dotaciones por turnos, trabajo en horarios nocturnos por medio de montajes de luz artificial, entre otros puntos, son los negociados por el gobierno y el sindicato. Es muy factible que este acuerdo genere algún malestar en otros sectores afines, en razón de “entregar” conquistas adquiridas. De hecho, el sindicato de Pereyra es el mas grande del sector, con lo cual el resto queda en desventaja y pueden quedar desprotegidos ante futuras negociaciones. Sera un riesgo que el gobierno deberá enfrentar, pero como ya adelanto el mismo Guillermo Pereyra: “Todos tenemos que poner algo para que vengan inversiones”.

El futuro

Si bien, según estudios comparativos, solo el 1 % de los pozos perforados en 2016 cuenta con niveles de productividad semejantes a los de EE. UU., eso representa una mejora del 100 % de lo observado en 2015. Expertos estiman que, para el próximo ano, mas del 5% de los pozos tendrán productividades semejantes a las de Norteamerica. Aunque cayo la cantidad de pozos perforados a reservorios no convencionales –en 2015 se perforaban 28 pozos por mes, mientras que en noviembre de 2016 se perforaron 23 pozos por mes–, se logro una mejora sustantiva en productividad de la mano de mas pozos horizontales: en 2015 los pozos horizontales representaban poco mas de uno de cada diez pozos, y a noviembre de 2016 representan casi cuatro de cada diez pozos. Con este anuncio, el presidente Macri da un paso muy importante, dado que revive un proyecto que para muchos estaba muerto. Esto renueva las esperanzas del sector, fundamentalmente por el compromiso de inversiones y el logro de la negociación con el sector trabajador en la reducción de los costos laborales. Resta pues avanzar en una reforma impositiva para que el circulo cierre de manera que esto se concrete en un plazo prudencial y no se diluyan las esperanzas.