Informe minero Objetivo 2025

English versión

El gobierno nacional augura un fuerte incremento en la actividad minera en los próximos ocho años. ¿Cuáles son los indicadores que ya se pusieron en marcha y qué cuestionamientos deberá zanjar para alcanzar los objetivos planteados?

La señal de apoyo al sector minero del gobierno de Mauricio Macri fue fuerte desde el primer momento de su gestión. A pocas semanas de haber comenzado su mandato, el Ejecutivo nacional levantó las retenciones que gravaban la aactividad desde hacía años. Hoy, luego de meses de intensas negociaciones con las provincias, el Gobierno busca relanzar la actividad minera en todo el país para multiplicar los proyectos y aumentar las inversiones sustancialmente. El instrumento principal es un proyecto de ley que sancione un nuevo Acuerdo Federal Minero. A través de este instrumento se homogeneizarán las legislaciones nacionales y provinciales, reforzando así la estabilidad impositiva que buscan los inversores. Otro punto importante a acordarse en esta norma será lograr el respaldo de las comunidades donde se desarrolle la actividad. El objetivo es alcanzar en los próximos ocho años inversiones por 25.000 millones de dólares y que el país se instale como potencia minera en la región. Si bien la cifra es más del doble que los 10.000 millones de dólares registrados entre 2007 y 2015, es mucho menor que lo que se invirtió en el mismo período en Chile (US$ 80.000 millones) y Perú (US$ 52.000 millones). La Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), basada en datos de un informe elaborado por la consultora Abeceb, augura un escenario más optimista aún: según estas mediciones, ya en 2021 –o sea, en la mitad del tiempo de la otra estimación– se alcanzarán inversiones en el sector por 20.000 millones de dólares. Además, según la CAEM, en el mismo período llegará a los 130.000 puestos de trabajo en el rubro minero (el ejercicio 2016 arrojó un total de 80.000 empleos directos e indirectos).

Algunos reparos

Claro que para alcanzar esos números habrá que afrontar un largo debate: el principal obstáculo para el nuevo Acuerdo Federal Minero viene de la mano de las objeciones de corte ambiental que enfrenta la actividad minera. El punto más sensible radica en una posible afectación al ambiente glaciar y periglaciar que ostentan algunas de las explotaciones proyectadas. Cabe recordar que la Ley de Glaciares protege estas formaciones consideradas un reservorio estratégico de agua para el país. Desde la Secretaría de Minería sostienen que es posible hacer convivir la protección del ambiente y la explotación minera responsable, y hacen foco principalmente en el enorme beneficio económico que podría traer consigo un eventual boom de la minería (ver entrevista al secretario Daniel Meilán en esta misma edición). Otro capítulo importante a negociar es el impositivo. El acuerdo establece que las provincias no podrán cobrar más del 3 % de regalías sobre el importe total de los ingresos de las empresas y que no se podrá aumentar el canon, fijado cada dos años por la Secretaría de Minería, mientras un emprendimiento minero se encuentre en actividad.

Un empuje para las pymes del rubro

Más allá de los debates pendientes, se empezaron a poner en marcha algunos instrumentos para favorecer el desarrollo del mercado. Según dejó trascender la agencia Telam, unas 10.000 pymes en Argentina podrían acceder a mecanismos financieros con beneficios para asistir al sector minero, a través del acuerdo sellado por la Secretaría de Minería de la Nación y la Sociedad de Garantía Recíproca Garantizar. “El convenio tiene como fin fortalecer la cadena de valor que generan las empresas mineras y el efecto que éstas tienen sobre las economías regionales”, señaló Carlos Pirovano, director de Garantizar, la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) más importante del mercado, que funcionará como aval entre los créditos que otorgará el Banco Nación al sector minero.  “Este acuerdo es una iniciativa de la Secretaría de Minería que quiere trabajar sobre todo con la pyme minera y muy enfocada en la prestación de servicios y en las empresas que hacen exploración minera”, explicó. Agregó que, dentro de este acuerdo, también se “generan incentivos para que se trabaje de manera correcta desde el punto de vista ambiental”. A comienzo de 2017 la Secretaría de Minería estableció un convenio con el Banco Nación en el que se comprometió otorgar el beneficio de 2 puntos de tasa a las pymes mineras. De todas formas, Pirovano aclaró que las empresas interesadas deberán pasan por el filtro técnico que hace la Secretaría y el análisis de riesgo que hace Garantizar. Pirovano detalló que los avales que se podrán entregar, en base al acuerdo sellado con la Secretaría de Minería, están destinados tanto a adquisición de bienes, a obras civiles, a proyectos de inversión en el sector minero con capital de trabajo asociado, y a capital de trabajo específico. Todos estos datos no hacen sino corroborar que el sector minero tendrá un final de década de mucha efervescencia.