GENERACIÓN DISTRIBUIDA – Un nuevo paradigma energético

Version English

La generación distribuida a partir de fuentes  renovables, cuya regulación está siendo  discutida por el Congreso de la Nación, implica  un cambio revolucionario en el modelo  de generación, venta, distribución  y consumo de energía eléctrica. ¿Cuáles  son las características de este novedoso  sistema y qué antecedentes existen a nivel  local e internacional?

Definida por los especialistas como el  primer paso hacia la democratizacion de la  energia, la generacion distribuida a partir  de fuentes renovables rompe con el modelo vigente en  materia de produccion, distribucion, comercializacion  y consumo de electricidad. Lejos de los roles estaticos y  de los compartimentos estancos a los que hoy estamos  acostumbrados en el sistema electrico, aparece en  escena una nueva figura, la del “pro-sumidor”, es decir, el  usuario de la red electrica que a la vez entrega a esa red  energia generada por los equipos instalados en su propio  domicilio. El profesor Bernt A. Bremdal, del cluster noruego  NCE Smart Energy Markets, va incluso mas lejos en su definicion y afirma que “los prosumidores de energia no  son unicamente consumidores que ademas producen  energia, sino que son tambien vendedores de esa energia  y, por lo tanto, participantes activos del mercado”.  Entre las novedades que trae consigo este nuevo paradigma,  el Comite Argentino del Consejo Mundial de la  Energia (CACME) identifica “la equidad y seguridad energeticas  fundadas en el libre acceso al recurso energetico  por medio de la tecnologia”, en el contexto de “una economia  fisicamente basada en la abundancia de recursos  energeticos”, a diferencia de las restricciones que presenta  el modelo actual. En su propuesta para la regulacion  federal del mercado argentino de generacion renovable  distribuida, el CACME menciona una serie de pasos evolutivos  que deberian llevarnos de la red electrica que  hoy conocemos a la smart grid –“red astuta”–; para luego  avanzar, mediante la informatizacion y automatizacion  de su control, a la intelligent grid –“red inteligente”–. Utilizando  una analogia con la red Internet en el mundo de  la informacion, el punto de llegada de esta cadena evolutiva  sera la denominada “web de la energia”, es decir, la  “infraestructura que posibilitara el intercambio de energia  de manera libre y descentralizada”.

El primer paso hacia la smart grid

 Volvamos al punto de partida: .que ocurrira a partir de la  reglamentacion de la generacion renovable distribuida? “Los  flujos de energia van a comenzar a ser bidireccionales y, para  poder administrarlos, habra que colocar estaciones de monitoreo  de la demanda en determinados puntos de la red, con  censores que permitan medir cada flujo y establecer las fallas  que existan en la red”, responde el ingeniero Julian Tuccillo,  director de Operaciones y Tecnologia de la empresa Sun-  Green y coordinador del Grupo de Investigacion en Energias  Renovables del CACME. “La gestion de la demanda implica  matchear el consumo con la generacion, que en el caso de  las renovables es intermitente”, anade.  P ara poder avanzar en esta primera etapa,  se necesitara introducir reformas a la actual  normativa que rige el mercado electrico  argentino: la ley 24.065, reglamentada por el Ejecutivo  a traves del Decreto 1398/92. En el regimen vigente, a  pesar de las modificaciones sufridas post-crisis de 2001  y la declaracion de la emergencia economica en 2002,  la actividad de generacion es definida como de “interes  general” y funciona en un regimen de libre competencia, en  tanto que el transporte y la distribucion son consideradas  un “servicio publico” dado su caracter de “monopolios  naturales”. El organismo responsable de la operacion  tecnica del Sistema Argentino de Interconexion (SADI) y  del despacho de cargas es la Compania Administradora del  Mercado Mayorista Electrico (CAMMESA), cuyo directorio  esta integrado por representantes del Estado Nacional,  las generadoras, los transportistas, las distribuidoras y los  grandes usuarios de energia.  El proyecto del CACME sugiere incorporar la figura de  los “agentes comercializadores”, que “podrian ser varias  empresas privadas que compitan entre si para instalar tecnologia  renovable distribuida, mantenerla, y seleccionar,  elegir y comprar en el mercado energia a los prosumidores  mas competitivos”. Ellos actuarian como “agentes intermediarios”  que firmarian contratos de compra de energia con  los prosumidores y luego venderian esa energia a CAMMESA,  o bien al mercado spot que exista para cada tipo  de tecnologia o, alternativamente, firmar contratos con  los grandes usuarios en el mercado a termino. Adicionalmente,  propone CACME, los agentes comercializadores  deberian pagar a las empresas distribuidoras de la zona  un “canon por la energia inyectada de sus prosumidores”,  de manera tal de cubrir el costo de construccion, manteni mantenimiento  y operacion de las redes”, lo que se conoce tecnicamente  como “valor agregado de distribucion” (VAD).

Factuación, precios, subsidios e incentivos

  Una vez resuelta la problematica de la regulacion normativa  queda por determinar el precio. Para ello se barajan  dos metodologias transaccionales: por un lado, el “balance  neto de energia” o net metering; y, por el otro, el “balance  neto de facturacion” o net billing. En el primero de estos  sistemas, el mas habitual, se toma en consideracion la  energia generada e inyectada a la red por el prosumidor y  se le deduce la energia consumida; al resultado de ese balance  se lo multiplica por el precio de la energia para determinar  la tarifa a pagar por el prosumidor. La clave esta en  definir cada cuanto medir ese balance de energia, ya que el resultado varia si se lo mide de manera horaria que si se lo  hace mensualmente. Para el CACME, “la lectura horaria es  una forma mas precisa y justa de calcular el balance neto,  porque tiene en cuenta toda la energia que entra y que  sale para el computo de la tarifa”.  El segundo esquema, el net billing, consiste en calcular  en primer termino el valor monetario de la energia generada  y consumida por el prosumidor, para luego establecer  la diferencia entre los dos montos que queda reflejada  en la tarifa final. La medicion, al igual que en el modelo  antes mencionado, puede ser horaria o mensual. Un caso  testigo de esta metodologia es el que se ha venido utilizando  en Chile, a partir de la entrada en vigor en octubre  de 2014 de la legislacion de autogeneracion en base  a energias renovables no convencionales o cogeneracion  eficiente. En el caso de los consumidores residenciales,  cuya potencia conectada sea inferior a 100 kilovatios o  su demanda sea limitada a esa misma cifra, la empresa  distribuidora remunera al prosumidor por el excedente  inyectado a la red con el mismo precio que el de venta de  la energia por parte de la misma concesionaria del servicio  de distribucion electrica.  Llegados a este punto, entran en juego tambien  los incentivos al prosumidor. Conocidos en ingles  como feed-in-tariffs, no son otra cosa que precios  diferenciales que se pagan a los pequenos generadores  para que puedan recuperar la inversion  en sus sistemas renovables en un periodo relativamente  corto de tiempo. .Cuando son aconsejables?  Cuando no existe la paridad de red, es decir, cuando  cuesta menos consumir energia de la red eléctrica que generarla a partir de ese tipo de sistemas  en el propio domicilio del prosumidor. Este tipo de  incentivos deben aplicarse, segun entiende el CACME,  “con criterios de computo y asignacion de costos  adecuados y ser revisadas en el tiempo”. En ese  sentido, advirtio Julian Tuccillo, “lo ideal es que las  variables de precios de generacion sean libres para  que el mercado los vaya equilibrando y se llegue de  manera natural a la red”, pues “en los mercados en  los que se ha forzado la paridad de red, con incentivos  prolongados y no revisados suficientemente, el  mecanismo ha fallado”.

Iniciativas pioneras en las provincias

  El distrito pionero en materia de generacion distribuida  es la provincia de Santa Fe, cuya distribuidora provincial  EPE dicto en octubre de 2013 la Resolucion 442, que habilita  la operacion en paralelo a la red de clientes que cuenten  con grupos de generacion de baja tension a partir de  fuentes de energia renovables. A partir de abril de 2016,  por otra parte, la provincia lanzo el programa “Prosumidores”,  que facilita el repago de la inversion en ese tipo  de instalaciones a traves de una compensacion monetaria  (feed-in-tariff ) que se establecio en 5,50 pesos por kilovatio/  hora. Esta regira durante un periodo de ocho anos  para quienes ingresen al programa, para lo cual se establecio  un cupo anual de 100 proyectos en el primer bienio  de vigencia de esta iniciativa.  Posteriormente, en junio de 2014, fue el turno de Salta,  cuya Legislatura sanciono la Ley 7824 que establecio las  condiciones administrativas, tecnicas y economicas para  la aplicacion de la modalidad de suministro de energia  con “balance neto” (net metering), que autoriza a volcar  su excedente a la red electrica a aquellos usuarios que  dispongan de equipamiento de generacion de energia  electrica por medios renovables no convencionales o de  instalaciones de cogeneracion eficiente. La norma fue  reglamentada por el Entre Regulador de los Servicios  Publicos (ENRESP) provincial y beneficia actualmente a  usuarios con suministro en baja tension de entre 30 y 100  kilovatios, quienes deberan permanecer durante un minimo de cinco anos en el sistema. Se establece, asimismo,  un regimen diferencial de tarifas por tipo de equipamiento:  solar/fotovoltaico, eolico, hidraulico y biomasa.  A su turno, en noviembre de 2014, la Legislatura puntana  aprobo la Ley IX-0921-2014, que contempla, entre  otras, la figura del “autogenerador distribuido” al que  autoriza a conectarse a la red para inyectar la energia  proveniente de fuentes renovables y le otorga un credito  fiscal por el importe de hasta el 50% de los impuestos  provinciales para la ejecucion del proyecto durante cuatro  ejercicios fiscales. Por su parte, la distribuidora provincial  mendocina EPRE reglamento en marzo de 2015  las condiciones tecnicas para la operacion y facturacion  de excedentes de energia volcados a la red electrica. Se  establece que los equipos generadores deberan utilizar  fuentes renovables de energia o instalaciones de cogeneracion  eficiente. La reglamentacion tambien adopta el  modelo de net metering medido en forma mensual y deja  abiertas dos alternativas: A) una “factura unica” en la cual se vuelque la energia recibida de la red y la energia volcada  a la misma por parte del prosumidor; B) un “acuerdo  especial de compra de energia” celebrado entre EPRE  y el prosumidor que consiste en la emision por separado  de las respectivas facturas por energia recibida y energia  volcada a la red.  Las ultimas dos provincias que han dictado este ultimo ano  normas relativas a la generacion distribuida a partir de energias  renovables son Neuquen –ley votada en julio pasado, que  contempla tarifas diferenciales segun las caracteristicas de los  equipos y preve tambien creditos para la adquisicion de los  mismos– y Tucuman. La particularidad de esta ultima norma,  dictada por la Legislatura tucumana en octubre pasado, es  que define a los “prosumidores”, es decir, aquellos usuarios de  energia electrica que dispongan de un sistema de generacion  distribuida basado en el uso de fuentes renovables de energia  e inyecten esa energia a la red de distribucion.  El proximo paso, reclamado por las asociaciones de usuarios  y las empresas del sector de las renovables, sera la aprobacion  de una legislacion nacional por parte del Congreso, que permitiria  regular fundamentalmente esta modalidad en el caso  de los usuarios de Edenor y Edesur, sometidos a jurisdiccion  del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE).